Centro-pueblo-Comunidad-San-Pablo

Titular noticias

Miércoles 21 Octubre 2020

La CSP realiza un proyecto de distribución de burras y carros para reducir el exceso de trabajo de las mujeres en las zonas rurales de Meki (Etiopía)

 


Recientemente hemos empezado, en Etiopía, un nuevo proyecto: consiste en la compra y distribución de cuarenta burras y carros para mujeres integrantes de los grupos de ahorros en la zona rural de Meki. El proyecto quiere facilitar y disminuir el exceso de trabajo de las mujeres, y al mismo tiempo ser una actividad generadora de ingresos.
 
Ahora son las burras quienes cargan, en sus carros, los productos del mercado, la leña y el agua, hacen más llevaderos los desplazamientos en la zona rural, y también generan ingresos a las mujeres al llevar bultos y personas los días de mercado en la ciudad de Meki (lo que sería una especie de minibús). Cuando las burras críen, la nueva cría se asignará a otra de las mujeres, para dar así continuidad al proyecto. Ya está seleccionado el nuevo grupo de cuarenta mujeres que en 2021 recibirán otras burras y carros. Nos alegramos mucho por todas ellas.


 

Miércoles 7 Octubre 2020


La pasada Cuaresma, en medio de la pandemia de la Covid-19, la parroquia de Saint Richard de Racine, Wisconsin, lideró un proyecto cuaresmal, junto con las parroquias de Saint Edward y Saint Patrick de la misma ciudad de Racine. La campaña de Cuaresma tenía por lema "El amor de Dios no sabe de fronteras". Las tres parroquias trabajaron juntas para apoyar a HALO, una organización que ayuda a las personas sin hogar en la ciudad de Racine, y a la Comunidad de San Pablo en Cochabamba, Bolivia. La parroquia de Saint Richard se comprometió a recaudar fondos que ayudasen a 20 familias del área rural de Independencia, en Cochabamba, a tener un baño completo con ducha caliente e inodoro en sus casas. Gracias a la generosidad de todos, Saint Richard pudo duplicar su objetivo. Ahora, 40 familias de la Cordillera de los Andes se beneficiarán de esta gran campaña. El siguiente video, narrado por Gemma Regales, miembro de la CSP y coordinadora del proyecto, detalla lo que ya se ha logrado. Esperamos que lo disfruten. https://youtu.be/VVnSev4QAeU

 

Miércoles 30 Septiembre 2020
 

El fenómeno del coronavirus ha afectado todas las dimensiones de la vida cotidiana de millones de personas en el mundo entero. Las consecuencias económicas, familiares y sociales son cada día más perceptibles. Desde el centro San José en el Ajusco (México) estuvimos trabajando con la comunidad durante los meses de confinamiento con un programa de apoyo alimenticio y actividades educativas a distancia para las niñas y niños en edades preescolar atendidos en el centro, con sus retos y problemas, ya que no todas las familias cuentan con medios para el seguimiento digital y a distancia. El centro estuvo trabajando de esta manera desde el inicio del confinamiento por la pandemia, a mediados de marzo, hasta terminar el curso escolar a finales de junio 2020.
 
Para el inicio del nuevo curso escolar 2020-2021, el equipo del centro San José, junto con los padres de familia, nos planteamos la necesidad de reabrir el centro para seguir con el buen desarrollo de los 115 niñas y niños inscritos. La idea es trabajar con ellos actividades educativas y reanudar el servicio de comedor comunitario de manera presencial escalonado, a un cupo del 40% de la capacidad del centro, y observando todas las medidas sanitarias de protección. Para organizar la manera de funcionar en esta nueva modalidad tuvimos reuniones con los padres de familia, y recibiendo todo su apoyo, al fin el pasado 31 de agosto reabrimos las puertas del centro para el inicio del nuevo curso.
 
Fue un inicio de curso muy diferente. Para empezar, estamos acostumbrados al manejo diario de más de 100 niños, y recibir ahora solamente una tercera parte hace el funcionamiento más ágil: se nota más calma y un orden inusual en los salones en comparación con trabajar con todo el grupo. De igual manera, la mayoría de los niños de nuevo ingreso notamos que se sienten más acogidos con un grupo pequeño, reciben más atención de la maestra y se sienten más cobijados en el grupo. El otro punto para destacar es que casi no hay faltas de asistencias, a no ser por enfermedad o algún asunto que lo impida, ya que los papás no quieren perder los únicos días que les toca asistir al centro. Están muy emocionados y agradecidos con el centro por esta iniciativa y todos albergan la esperanza de que pronto pasen los malos tiempos que estamos viviendo por la pandemia y poder volver a la normalidad.
 
Para esta nueva forma de funcionar, una de las medidas de prevención para la salud es el uso obligatorio de mascarillas, que es un reto muy grande para niños tan pequeños: se les pierden, los muerden o se olvidan de su uso, aunque estamos en todo momento intentando que se usen de forma correcta.
 
Las maestras están contentas con esta iniciativa, aunque tengan que poner más esfuerzo para lograr el óptimo aprendizaje en los niños. Aparte de las actividades que desarrollan con los pequeños en el centro, siguen trabajando a distancia con los papás enviando tareas, resolviendo dudas y teniendo citas de asesoría con ellos en los casos necesarios.
 
Los niños del centro San José están muy felices de poder volver a su hogar después de varios meses, aunque no entienden muy bien el por qué de la asistencia de manera escalonada, y algunos piden a sus maestras poder venir todos los días. Aun en estas circunstancias excepcionales, en el centro San José reciben una atención integral desde los 18 meses a 6 años que añade valor a sus vidas.


 

Miércoles 9 Septiembre 2020
 
De izquierda a derecha: Javier Guativa, Mike Wolfe, Mons. José Grullón y Thomas Naidu

 
El pasado 5 de septiembre tuvo lugar en Sabana Yegua la toma de posesión del nuevo párroco de La Sagrada Familia, P. Javier Guativa, y del nuevo vicario, P. Thomas Naidu, con la presencia de Mons. José Grullón, obispo de San Juan de la Maguana. Al mismo tiempo, se despidió de la comunidad parroquial el P. Michael Wolfe, que ha estado al cargo de esta parroquia desde junio de 2019.
 
Javier y Mike pertenecen a la Comunidad de San Pablo, y en breve Mike viajará a Colombia, donde formará equipo con Martí Colom en la Parroquia La Resurrección, ubicada en el sur de Bogotá. Javier, por su parte, ha trabajado nueve años como sacerdote en distintas parroquias de Milwaukee, y ahora estrena nueva etapa al frente de La Sagrada Familia. Asimismo, el Padre Thomas Naidu, originario de la India y con 16 años de sacerdocio, ha desempeñado su ministerio pastoral en la Archidiócesis de Milwaukee en los últimos cuatro años. Javier y Thomas trabajarán en equipo con el grupo de seglares miembros de la Comunidad de San Pablo que desde hace años desarrolla su labor en Sabana Yegua y comunidades aledañas.
 
Este pasado fin de semana la comunidad parroquial dio una cálida bienvenida a los dos nuevos sacerdotes y despidió con agradecimiento al P. Mike, deseándole muchas bendiciones en su nueva etapa.


 

Miércoles 19 Agosto 2020
 

 

El pasado domingo, 16 de agosto, el Arzobispo de Milwaukee presidió la Eucaristía en la que diez seminaristas, que empezarán este curso su primer año de teología en el Seminario Arquidiocesano de Saint Frances de Sales, fueron aceptados como candidatos oficiales al presbiterado. Dos de ellos, Dennis Beltré y Denny Jacob, son miembros de la Comunidad de San Pablo. Si Dios quiere, serán ordenados sacerdotes dentro de cuatro años, cuando terminen sus estudios teológicos. ¡Pidamos por todos ellos!

 

Feed RSS de noticias

Archivos del blog









Contacto

1505 Howard Street
Racine, WI 53404, EE.UU.
racine@comsp.org
Tel.: +1-262-634-2666

Ciudad de México, MÉXICO
mexico@comsp.org
Tel.: +52-555-335-0602

Azua, REPÚBLICA DOMINICANA
azua@comsp.org
Tel. 1: +1-809-521-2902
Tel. 2: +1-809-521-1019

Cochabamba, BOLIVIA
cochabamba@comsp.org
Tel.: +591-4-4352253

Bogotá, COLOMBIA
bogota@comsp.org
Tel.: +57-1-6349172

Meki, ETIOPÍA
meki@comsp.org
Tel.: +251-932508188